1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

Previsión de demanda del sector eléctrico paraguayo

Miércoles, 25 de Octubre de 2017 12:40

FUENTE: DIRCOM - MOPC
24-10-2017

Uno de los 5 Objetivos Superiores de la Política Energética Nacional (PEN) que fue aprobada por el Decreto N° 6092 del Poder Ejecutivo, el 10 de octubre de 2016, es “Garantizar la SEGURIDAD ENERGÉTICA con criterios de autoabastecimiento, eficiencia, mínimo costo, con responsabilidad socio-ambiental, que acompañe el desarrollo productivo del país”.

A lo largo del trabajo de elaboración de la mencionada PEN, han sido considerados diversos ejes transversales de análisis de manera a que el producto final pueda atender todas las necesidades del Sector Energético nacional, siendo el de Información y Planificación uno de ellos, íntimamente relacionados entre sí, pues no se puede planificar si no se dispone de la suficiente información (o al menos, el resultado no será confiable).

La planificación energética es un proceso continuo, dinámico y adaptable a la evolución de las variables del sistema social (económicas, avances tecnológicos, cambios políticos, etc.). Es así, una metodología sistemática y analítica que procesa la información de demanda, transformación y suministro de energía, y genera a partir de esto estrategias para alcanzar los objetivos de largo plazo, los que son parte de los objetivos nacionales, siendo el sistema energético un elemento crucial del plan de desarrollo económico y progreso social.

Por otra parte, la “prospectiva energética” se constituye en una herramienta que permite reducir el grado de incertidumbre en los procesos de decisión. La prospectiva energética hace uso de diferentes métodos. Una condición común a cualquiera de los métodos utilizados es la disponibilidad de información, particularmente energética.

La proyección del consumo y de la oferta de energía involucran una gran cantidad de variables. Para ello se requiere el uso de modelos matemáticos que describen la cadena energética, desde la extracción de las fuentes energéticas hasta su uso final, a lo largo de la producción, transformación, distribución y almacenamiento. Son varias las herramientas desarrolladas y que se han aplicado para la planificación energética de diferentes regiones del planeta.

Paraguay dispone de una amplia base de datos nacionales sobre el sector de la energía. La Base de Datos del Sistema de Información Energética Nacional (SIEN – Paraguay) almacena información referente a las principales variables de flujo energético y genera los Balance Energéticos Nacionales desde el año 1970 hasta la actualidad. La base de datos contiene además series de datos históricos sobre otras variables energéticas, económicas y demográficas que permitan una visión integral de la interrelación entre energía, economía y sociedad.

La Base de Datos SIEN- Paraguay se encuentra alojada en la Página Web del Viceministerio de Minas y Energía, es de acceso libre y gratuito para todo interesado. En la actualidad, tiene alrededor de 500 usuarios registrados, de los cuales el 66 % corresponde a usuarios nacionales y el resto a usuarios extranjeros de 20 países de todo el mundo.

En base a las premisas contempladas en la Política Energética, el Estudio de Prospectiva Energética de la República de Paraguay 2013-2040 y la base de datos SIEN Paraguay, los estudios realizados por el Viceministerio de Minas y Energía, utilizando el modelo MAED (Model for Analysis of Energy Demand), arrojan resultados que prevén una mayor penetración de la electricidad en todos los sectores socio-económicos y la penetración de fuentes alternativas de energía.

En referencia al pasado reciente, la electricidad constituye el 18% del consumo final de energía para el año 2016 como resultado de un progresivo proceso de penetración en todos sectores socio-económicos. El Consumo de Energía Eléctrica en el Sistema Interconectado Nacional (incluyendo pérdidas en transmisión y distribución) ha registrado un notable crecimiento en los últimos 20 años a una tasa promedio histórico cercana al 6%.

La Demanda Máxima de Potencia en el Sistema Interconectado Nacional (SIN) ha crecido a una tasa promedio del 7,5 % en los últimos 10 años (2007-2016). La Demanda Máxima del 2016 fue de 2.917 MW.

Como supuestos generales para la aplicación del modelo se incorporaron consideraciones respecto a la competitividad de la economía de Paraguay y a los cambios en su estructura productiva a largo plazo, considerando los lineamientos y estrategias de políticas energéticas. Se propone entonces un escenario de mayor crecimiento asociado al desarrollo industrial. En específico, se tuvo en cuenta los lineamientos del Plan Nacional de Desarrollo Paraguay 2030 y la política energética 2040, considerando una tasa de crecimiento del PIB en todo el periodo de 5,2% a.a.

Los modelos utilizados muestran que para cubrir la demanda de potencia interna de electricidad  sería necesario incorporar nuevas centrales hidroeléctricas entre en el año 2030 y 2035. Esto hará que disminuya el suministro de energía eléctrica de la central Itaipu, permaneciendo constante Yacyreta y Acaray.  Por otra parte y en base a los lineamientos de la Política Energética, se prevé la incorporación de Pequeñas Centrales Hidroeléctricas (PCH)  y centrales térmicas a base de gas natural suponiendo un escenario de entrada de este energético en la matriz a partir de su explotación nacional.

Se puede agregar a todo lo expuesto anteriormente, que para atender adecuadamente el crecimiento de la demanda de energía eléctrica, se deberán iniciar con la debida antelación las gestiones para la ejecución de las obras de infraestructura que permitan cubrir las necesidades de energía eléctrica. Esas gestiones no solo deberán abarcar los aspectos técnicos, económicos o financieros entre otros, también deberán llevar en consideración lo relacionado con las negociaciones bilaterales y los tiempos demandados por las mismas, en el caso que dichas obras sean de carácter binacional. De manera adicional, se deberá impulsar cada vez más, la implementación de medidas de eficiencia energética y la incorporación de tecnología de punta que permita realizar una gestión adecuada de la demanda. Estas últimas acciones, también están incorporadas como lineamientos estratégicos en la PEN.



Actualizado Mayo/2022